Un año. Una elección presidencial en Estados Unidos. Únicamente un país ratificante. Es el tiempo y los eventos más significativos del tratado más ambicioso de libre comercio en décadas. El año pasado, por estas fechas, los representantes de doce países, incluyendo México y EU, firmaron el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) después de cinco años de arduas negociaciones. Sin embargo, la amenaza de que la retórica del proteccionismo gane está latente.

Desde la celebración del TLCAN, México ha estado altamente involucrado en la agenda de comercio internacional bajo la premisa de que éste beneficia a la economía por lo que en 2012 se incorporó a las negociaciones del TPP. La premisa es que países como Japón, Chile, Estados Unidos y México tendrían ventajas comerciales más agresivas con la entrada en vigor de este tratado, dejando fuera a China.

Desde la firma de los 12 países signatarios, únicamente uno, Malasia, ha ratificado el contenido del acuerdo mediante la aprobación de su parlamento. Los demás han tardado en ratificar, incluyendo EU. El problema central de su ratificación ha sido justamente la retórica proteccionista que se ha adueñado de la agenda pública en varios países. Así, en EU las elecciones presidenciales han contaminado lo que sería un legado del presidente Obama.

Los dos candidatos principales de la contienda presidencial Hillary Clinton y Donald Trump, han usado al libre comercio y al TPP como un saco de boxeo, desacreditando los beneficios que éste traería a la economía estadunidense. La retórica populista inició con Donald Trump, quien, incluso, ha desestimado los efectos positivos y visibles del TLCAN, y ha sido retomada como estrategia electoral por Hillary Clinton.

El acuerdo incluye provisiones de reducción de tarifas que van desde los medicamentos hasta los bienes digitales a través del internet. Una de las disposiciones más controvertidas es relacionada con bienes digitales debido a los derechos de propiedad intelectual y disposiciones específicas en telecomunicaciones que tendrán una repercusión importante para los países firmantes.

Dentro de las disposiciones que se negociaron en telecomunicaciones está la interconexión, coubicación y el acceso a los postes y otras instalaciones en términos y condiciones razonables, neutralidad tecnológica, asignación de espectro radioeléctrico y la reciprocidad en el roaming internacional. También temas del manejo de datos personales y la ubicación de servidores. Esto sin duda abrirá el debate regulatorio del comercio electrónico.

Las elecciones en EU, el principal socio comercial de México y miembro del TPP, serán entonces cruciales para este tratado. En México, el Senado de la República no ha manifestado una fecha para la ratificación del tratado. Quizás lo más importante es que la retórica fácil y populista en éste y otros tratados no se adueñe de los suspirantes a la Presidencia de México, tal y como sucedió en EU.

En otra frecuencia …

Ésta es la Semana Nacional del Emprendedor del Inadem. El ecosistema ha evolucionado favorablemente en México con MassChallenge, Startup México, Posible y otros, que han hecho de México un hub importante.


Language:   /